CONTADOR DE VISITAS
 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

UN CORAZÓN ROTO

 

 

 

Los estudiosos, mitómanos e historiadores del caso Marilyn Monroe, inscrito con el numero 81828 en Los Angeles, saben que existen miles de afluentes, teorías e incógnitas sobre como ocurrió todo, pero ¿Quien dice la verdad?, ¿Quien está en posesión de ella?. Ir investigando toda la trayectoria conspiratoria de la actriz, las horas finales de aquel fatídico 4 de Agosto de 1962, no es tarea fácil, se necesita muchas horas, muchas cuartillas emborronadas, horas robadas al sueño y un interés enfermizo por saber la verdad. Yo me encuentro entre uno de esos historiadores, por ello voy a escribir en este articulo todo lo que he ido encontrando, testimonios de personas cercanas en aquellos momentos y confidencias de profesionales que rozaron muy de cerca todo este misterioso caso. Es muy laborioso y debo anticipar a todo aquel que entre en mi sitio y se decida a leer completa mi teoría, la paciencia debe anteponerla a la simple curiosidad y a la razón. Es un texto largo, con muchos datos, pero yo os aconsejo que lo leáis, si queréis saber lo que vivió Marilyn Monroe o el razonable interés de una muerte todavía sin resolver.

 

Si de algo me siento orgulloso es de lo que he escrito sobre MARILYN MONROE. Son muchos artículos en trayectoria, desde figura inolvidable del cine, pasando por los problemas que tuvo con la mafia, con Sinatra, de sus ideas liberales, también sobre su enorme ansias de saber y aprender al lado de figuras importantísimas de la literatura americana, de sus ansias de ser la mejor, mucho sobre la dolorosa conspiración que se tejió desde el despacho de John Edgar Hoover, pasando por sus relaciones con la familia Lawford, hasta que engañada sucumbió a las peticiones de su amigo Sinatra y fué ofrecida en bandeja de oro a los capos mas famosos de la mafia americana. Algunos de mis artículos me han llevado meses de trabajo, otros los he aparcado porque mi admiración por ella, tocaba duramente mis sentimientos al leer los documentos que me enviaban, me sentía mal. Años después recuperé mi fuerza y lancé el que para mi es el mas explicito de todos: Lo que sucedió aquella noche del 5 de Agosto de 1962 y al que puse por título:

 

 ASÍ MATARON A MARILYN MONROE.

 

Sobre él he recibido cientos de correos, algunos de nombrados escritores, recomendando su publicación, pero.... !!que mayor publicación que mi Web!!, un sitio que se lee en todo lo ancho del planeta, y que ha impactado. Pero el caso sin resolver de Norma no es normal, esta actriz toca la sensibilidad de miles, millones de personas que la siguen aún después de tantos años, y que claman justicia.

Marilyn desde que yo era un niño ha sido un icono para mi vida personal, siempre vivió en mi piel, no hay un solo día desde entonces, en que no haya buscado, rastreado imágenes, documentos, hasta que con el paso de los años, me he encontrado con documentos del FBI censurados descaradamente, sobre todo en el periodo de su matrimonio con Arthur Miller. No puedo obviar la época que estoy viviendo, en la que muchos factores íntimos me obligan a aferrarme a lo que me proporciona satisfacción personal: Crear, escribir, desarrollar teorías sobre personalidades de gran peso del Séptimo Arte, en artículos de enorme importancia. Soy escritor, no solo me debo a mi mismo, sino a las personas que me leen, a los que me siguen, a los que me ensalzan, también a los incrédulos..... Por eso he querido desempolvar un trabajo que dormía el sueño de los injustos y al que denomino:

 UN CORAZÓN ROTO

Solo os pido un favor, quiero que sepáis que, todo lo escrito es absolutamente cierto, no existe otra verdad, pero desgraciadamente se entrecruzan otras hipótesis. Por ello quiero volver nuevamente sobre ello.

 

 

Habitualmente en mi espacio, suelo escribir sobre nombres grandes del cine, bien por su obra, por su legado, tanto en el campo artístico como en el científico, el filosófico, también, aunque levemente en el político, en los derechos humanos; en otros términos: por su aporte al cine y a la Humanidad en el mas amplio de los sentidos. Hoy, me siento con necesidad y necesito personalmente desarrollar, después de recopilar mas información, un escrito sobre los acontecimientos que hicieron que la existencia de Marilyn Monroe, se convirtiese, a pesar de sus enormes éxitos cinematográficos, en un cuerpo sin alma, un corazón que muchos consiguieron que se partiera en dos, creando a su alrededor una mente agotada. Quizá sea algo muy atípico en mí, y se aparte de mi estilo, pero he decido hacerlo para difundir toda la verdad, tanto la vida de este icono de la pantalla, que es lo mismo que decir de la cultura estadounidense del siglo XX, que pasó por derecho propio a ser la cultura dominante del planeta, sino también para desnudar cierta "industria cultural", es decir, los grandes poderes que fijan las líneas del mundo, crean personajes, los moldean, los imponen, los comercializan. Y cómo, cuando lo desean o, eventualmente, cuando dejan de serles útiles, los tiran a la cuneta. La vida de Marilyn Monroe es una patética demostración de todo esto. En ese sentido, tal y como la misma actriz pudo comentar en una ocasión con amargura, sobre esta "industria de la cultura"  que es, ante todo: la desinformación del embrutecimiento:

-''Los políticos siguen adelante con sus crímenes porque la mayoría de los americanos no saben de política más que yo. O menos.-"

Marilyn Monroe fue ante todo la verdadera personificación del glamour por excelencia. Su inmenso atractivo fue capaz de conquistar el mundo, pero a pesar de su belleza seductora, y mágica, Marilyn fue mucho más que un símbolo sexual de los años 50. La aparente inocencia de su mirada junto a su innata sensualidad hizo de su imagen fuera admirada internacionalmente más de un siglo. Su vida fue reflejo de su pasión y lucha personal. Hoy su espíritu brilla mas que nunca y su prestigio se ha revalorizado mas de un 500 por cien, consiguiendo una inigualable imagen de legendaria diva y estrella de Hollywood.

 Sin embargo, la soledad agotaba su espíritu y le acompañó hasta el instante mismo de su muerte.
 

 

Desde el mismo día de la muerte de Marilýn Monroe, se comenzó a divulgarse la versión de que fué una ejecución planeada por el Buró Federal de Investigaciones (FBI), la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y la mafia americana. La actriz conocía importantes informaciones que obtuvo durante las estrechas relaciones con el Presidente John F. Kennedy y con el entonces Fiscal General Robert Kennedy, y que iba a hacer públicas inducida por las crisis depresivas que sufría originadas por los rechazos de Robert Kennedy, ante la negativa de éste a formalizar sus relaciones amorosas. Muchos testigos aseguran haber visto aterrizar el helicóptero del Fiscal Kennedy muy cerca del lugar del los hechos e inclusive visitar la residencia de la actriz pocas horas antes de su fallecimiento. Otros testigos, a los que he tenido la suerte de consultar, se basaron en unas grabaciones hechas a la actriz en sesiones con su psiquiatra personal, en las que decía que el Presidente Kennedy era un hombre leal, amante de su familia y que la había querido como nadie. Sabía de buena tinta que transformaría la nación como lo hizo el mandatario Franklin Delano Roosevelt. Agregaba en las citadas grabaciones que, sabía muchas cosas que el Presidente le había contado que si se divulgaran, la política del país cambiaría y confirmaba que John estaba tenía su peor enemigo en la persona del jefe del FBI Edgar Hoover., en cuyo despacho guardaban fotografías y cartas comprometedoras del Presidente hacia la actriz, como asi mismo de muchas otras personalidades. Edgar Hoover, aunque parezca surrealista se veía con  frecuencia con el mafioso Sam Giancana, el cual le pasó material fotográfico de la actriz tomado en el casino Cal-Neva, propiedad de una alimaña llamada Frank Sinatra, en circunstancias bastante comprometedoras. Hoover rechazó a Marilyn desde los tiempos en que era la esposa del dramaturgo Arthur Miller, al que profesaba odio mortal. Esto me hace pensar y no creo equivocarme que si Giancana era persona no grata para el Presidente, donde se le tenia prohibido cualquier contacto, estoy convencido que él y el Jefe de FBI, Edgar Hoover, fueron los artífices de preparar fríamente el asesinato de la actriz, con la intención de implicar a los Hermanos Kennedy. 

 

 

EDGAR HOOVER

EL PRIMER CEREBRO DE LA CONSPIRACIÓN

 

Según versiones de muchos biógrafos y escritores que tuvieron acceso al misterioso " Diario Rojo ", atestiguaron que contenía amplias anotaciones sobre conversaciones con el Presidente John F. Kennedy y su hermano Robert sobre la URSS y los planes de la administración sobre Cuba. Otras investigaciones sostienen que incluían temas relacionados con los planes de atentar contra Fidel Castro. No es de extrañar que Marilyn anotase todo esto, le interesaba mucho el porvenir de su país y la política de izquierdas, desde su matrimonio con Miller, era una asidua a los mítines que se preparaban en Ciudad de México, motivo por el que fué investigada. Además recientemente se ha sabido que documentos hechos públicos de la CIA exponen que Henry Kissinger Secretario de Estado de la administración del Presidente Richard Nixon expresó que Robert Kennedy preparo personalmente el asesinato del dirigente cubano. A pesar de la incompetencia de la policía, los secretos de Marilyn Monroe eran conocidos todos por Edgar Hoover, que desde aproximadamente 1955 investigaba los pasos del matrimonio Miller, por ser simpatizantes del comunismo, estando los dos en la lista de objetivos del FBI entre la comunidad intelectual en EEUU. Todo esto aparece en el voluminoso expediente desclasificado que esa agencia de seguridad llevó sobre el matrimonio y en el que se registra la vida personal, pública, proyectos y opiniones de todo tipo, pero se dice que nunca pudo aportar una sola prueba de que estuvieran envueltos en actividades de espionaje por las cuales el quería perseguirlos.

En los inicios de 1962, Hoover trabajó contra el propio Presidente John F. Kennedy, su hermano Robert, Fiscal General, y Marilyn Monroe en una investigación sobre la posible fuga de información estratégica de los EEUU hacia países enemigos. El caso lo construyó sobre las relaciones de ambos hermanos con la actriz, a quien, como he dicho anteriormente, le confiaban secretos de Estado, y a los cuales podían tener acceso agentes comunistas infiltrados en el entorno de la artista, considerada influenciada por las ideas marxistas de Miller.

En un reporte desclasificado se escribe que la actriz preguntó una vez al Presidente Kennedy en un encuentro vigilado por el FBI sobre la moralidad de las pruebas atómicas y el futuro de la juventud norteamericana. También se tenía como antecedentes sus planes de visitar la URSS en los años 50 y posibles contactos con diplomáticos de ese país.

En otro texto hecho público el seis de diciembre de 1984, el FBI le informó a Hoover que Robert Kennedy mantenía aventuras sexuales con Marilyn Monroe, a quien le prometió divorciarse de su esposa para casarse con ella y que intercedió por la actriz cuando la compañía 20th Century Fox le anuló el contrato. Igualmente el documento trasluce no muy claramente las intenciones de que el Fiscal General participó en un complot para el asesinato de la actriz, (cosa que yo dudo mucho), y llamar a Peter Lawford, para cerciorase de su muerte, esto último no es probable, pues el Fiscal solo deseaba asustar a su amante, jamás asesinarla. Estos documentos publicados demuestran el seguimiento a que fue sometida Marilyn durante un viaje que realizó a México meses antes de su fallecimiento y donde, según los reportes de vigilancia enviados por Hoover, se la relacionó con un llamado American Communist Group in Méjico (ACGM) según la denominación del FBI, valorados como potenciales colaboradores de la inteligencia soviética o de sus aliados y sobre los cuales se mantenía una estrecha vigilancia en sus contactos con las embajadas de la URSS, Polonia, Checoslovaquia o vínculos con Cuba. Según otras investigaciones independientes sobre el caso, una de las últimas conquistas de la actriz, el guionista mexicano José Bolaños, también fué catalogado como comunista y por lo tanto, era objetivo de los servicios de inteligencia americanos.

 

Los Presidentes Eisenhower, Nixon y Johnson nunca se animaron a mover un dedo en contra de Edgar Hoover, porque sabían que disponía de información sobre sus aventuras sexuales o sus relaciones turbias con personajes del hampa. También músicos, escritores, artistas de cine y homosexuales famosos fueron durante años sus víctimas preferidas: Picasso, John Lennon, Chaplin, Marilyn Monroe, Los hermanos Kennedy o Elvis Presley, padecieron persecución. Pero esta información era tan amplia como secreta. Sus archivos fueron y siguen siendo un misterio. Se dice que creó una maquinaria monstruosa que en algún momento adquirió vida propia. A su muerte, se comentó que presuntamente su secretaria privada de toda la vida -la señorita Helen Gandhi-, destruyó partes de esos datos, fotografías y documentos comprometedores, para impedir que el circulo de Nixon se sirvieran de ellas. Su eficacia para organizar un sistema de espionaje interno sólo es comparable con su capacidad para promocionarse. Hoover fue, entre otras cosas, el mejor y mas excelente agente publicitario de su causa. Su imagen de hombre recto, eficaz, íntegro fue consumida durante décadas por la mayoría de los norteamericanos. Enfrentarlo, era enfrentar por lo tanto el sentido común del yanqui medio que suponía que después de Jefferson y Lincoln la persona más influyente de EE.UU. era él. Pero lo que si está demostrado, que aparte de ensalzar siempre su persecución a la Mafia Americano-italiana, tuvo excelentes relaciones, (todo en el mas absoluto secreto), con Capos muy conocidos, se cuentan por cientos las veces que recibió a Frank Sinatra en su despacho y el odio mortal que tenia a la familia Kennedy, esto dice mucho de un personaje trascendental en la política de EEUU y en los rumores que le implican claramente en casos como en el JFK, RFK, o el final trágico de Marilyn.

 

Posiblemente nunca se llegue a conocer la verdad sobre la muerte de Marilyn Monroe, como tampoco los asesinatos del Presidente Kennedy en 1963 y de su hermano Robert en 1968, en los que aparece involucrados el FBI, la CIA. Edgar Hoover poseía datos y fotos, bajo un absoluto secreto de Estado, pero a su muerte desaparecieron como apunto anteriormente. Muchos grupos de extrema derecha por mas que quisieron sacar a la luz estos datos no tuvieron otra alternativa que rendirse ante la coraza que rodeó la vida de Hoover, sin embargo quizás las conclusiones más certeras y premonitorias sobre el caso de Marilyn Monroe, las realizó años después la escritora Mary Mc Carthy, ex-colaboradora de la CIA y furibunda anti-comunista:

-"Nuestra época empieza a parecerse a una terrible y colosal película sobre los últimos emperadores romanos y sus mesalinas.-"

 

Recientemente un libro editado en Estados Unidos revela los archivos secretos que mantenía Hoover. Escrito por Ronald Kessler, ex periodista de los diarios The Washington Post y The Wall Street Journal. Los secretos del FBI revela las informaciones mejor guardadas por la institución, así como los secretos de las celebridades, políticos y estrellas de cine descubiertos por los agentes. Según The Daily Beast, cuando Hoover fue designado director del FBI. (antes había dirigido por 10 años la Agencia de Información), comenzó a mantener un archivo con información confidencial en su oficina, detalle que ya he mencionado anteriormente, pero debido a su importancia vuelvo a repetirlo. Estos "archivos secretos", asegura el periódico, le permitieron al director del FBI mantenerse en su cargo el tiempo que deseara. Los defensores de Edgar Hoover afirman que estos archivos no se utilizaron para chantajear a los miembros del Congreso o a presidentes. Explican que el director del FBI los mantenía en su poder a fin de que los empleados más jóvenes no los examinaran y difundieran rumores, una estupidez que se cae por si misma. Sin embargo, Kessler revela en su libro algunos de estos archivos confidenciales. Uno de estos detalla un teletipo enviado a la sede central del FBI por William Simon, quien dirigió la oficina de Los Angeles, justo después de la muerte de Marilyn Monroe en su casa de Brentwood, el 5 de agosto de 1962. El documento asegura que el entonces fiscal general de EE.UU. y hermano de JFK, Robert Kennedy, había usado el auto de Simon para ver a la actriz antes de su muerte. El hijo de Simon, Greg, confirmó el hecho: "Mi papá dijo que Robert Kennedy le había pedido prestado su convertible blanco Lincoln. Por eso no lo teníamos muchos fines de semana"-. El libro también se refiere a un dato que había revelado el columnista del diario The Washington Post Jack Anderson, quien asegura que el FBI había espiado la vida sexual del reverendo y líder de los derechos civiles Martín Luther King. El activista mantenía una relación tormentosa con una mujer de su oficina, según dijo un agente que intervino sus teléfonos: "Además de su casa, King tenía un departamento... Los martes se iba allí, aparentemente para meditar y escribir sermones". Sin embargo, se reunía con ella para tener sexo.
 

Lo que es totalmente cierto es que Marilyn Monroe sabía demasiado y llegó a convertirse en un peligro para la Seguridad Nacional del país más poderoso del mundo. Las altas esferas del gobierno, la Cia y el propio FBI, llegaron a seguir día a día sus movimientos e  interesadas en su vinculación con los Kennedy, la mafia italiana y los comunistas. Marilyn fue una de las actrices más importantes de Hollywood en la década de los 50, la más famosa de las estrellas, símbolo sexual de una época, poseedora de una belleza fuera de lo común, rodeada del glamour y el brillo propio de la Meca del Cine. Sin embargo, su vida en realidad estuvo llena de oscuros momentos, era un cuerpo sin alma, un corazón roto y una mente agotada. Su infancia impregnada de inestabilidad familiar, una violación siendo niña, depresiones, la explotación de su figura como objeto sexual, varios matrimonios fracasados, y una muerte prematura y misteriosa, envuelta en una conspiración que aún hoy en día suscita enorme interés. Muchos estudiosos han asegurado que su romance con dos miembros del clan Kennedy, sus vínculos con militantes comunistas, eran rocas de enorme peso que ponían en peligro la estabilidad del Presidente de los EEUU y que fué el inicio para tejer una conspiración para hacerla desaparecer.

 

Según una biografía del Jefe de la Mafia, Sam Giancana, escrita por su ahijado y su hermano menor en 1992, Giancana estaba en el Alojamiento de Cal Neva el fin de semana que pasó Marilyn. Ella le contó todos los problemas que le ocasionaba su relación con los hermanos Kennedy, a su vez enemigos del capo y las dificultades que pasaba en su trabajo. Aquel día Giancana protegió a la actriz de tal forma que consiguió tener relaciones sexuales con ella, era el comienzo que Giancana perseguía desde hacía tiempo para planear su venganza hacia los Kennedy. A la semana siguiente, dos asesinos, Agujas y Mugsy, habían seguido al fiscal Robert Kennedy hasta la casa de Marilyn; ellos escucharon las voces y los golpes entre los dos amantes....Después de la salida de Kennedy, ellos administraron la dosis mortal de barbitúricos a Marilyn, en forma de supositorios; el motivo era solo acusar a Robert del asesinato. Sam y Chuck Giancana, autores del libro, muchos años después, cuando se publicó la biografía, confesaron que todo lo escrito en el manuscrito estaba basado en lo que el propio capo les contó antes de morir. Otra versión muy parecida al contenido del libro fue publicada en Enquirer Nacional en 1998.

 

EL JEFE DE LA MAFIA SAN GIANCANA, ARTÍFICE DEL CRIMEN

Norma Jean Baker es el verdadero nombre de la actriz , al menos eso es lo que siempre hemos leído, porque la mayoría de los datos acerca de su pasado, antes de convertirse en estrella, están muy confusos y no se pueden comprobar del todo. Se dice que Marilyn sufrió y vivió al filo de la muerte. Su vida constituye la de un ser maltratado y usado a conveniencia de los que la rodeaban. Su apellido original no está claro, unos afirman que era Baker, supuesto apellido de un antiguo amante de su madre Gladys, otros dicen que era Mortensen, pues se supone que su padre se llamaba Edward Mortensen, quien abandonó a madre e hija, siendo ésta muy pequeña. Su madre, que era obrera de la industria del cine y una enferma mental, quiso abortar, pero no pudo. Su abuela, Della Monroe, quien también sufría de demencia, quiso ahogarla en la cuna. El azar del destino le salvó la vida, hasta que pasó a compartir su infancia en orfelinatos y hogares adoptivos. A los nueve años fue violada por su padrastro y quedó tartamuda el día en que acribillaron a su perro Tippy. Luego de una infancia marcada por la ausencia de una madre, quien pasaba recluida en un sanatorio mental largas temporadas, estar en varias casas de adopción, Norma, comenzó a trabajar en una fábrica de municiones. A los 16 años comenzó su carrera como modelo, y se casó con James Dougherty, sin embargo el matrimonio duró pocos años. Está mas que demostrado que sus primeros años no reflejaron con autenticidad, en lo que se convertiría años después, donde se la ha llegado a considerar la mujer mas importante del siglo XX. Aparentemente, la vida dejó de ser un infierno para Norma Jean a los dieciséis años. Mientras trabajaba como obrera en una empresa de material militar durante la segunda guerra mundial, un fotógrafo que realizaba un reportaje entre los almacenes sobre el trabajo de las mujeres en las fábricas advirtió su fulgurante belleza y la invitó a los Estudios de Hollywood, en donde pasó su vida siendo comercializada como un objeto por su cuerpo. En efecto, Marilyn pasó a ser, de simple empleada, la víctima perfecta de una sociedad sin escrúpulos, capaz de despresarla como gallina y ofrecerla al mejor postor. Los señores de Hollywood hicieron de su cara de niña un cuerpo de mujer, un símbolo sexual embotellado para el consumo de masas, y así fué comercializada.

 

Su inocencia, sensibilidad, temor y una clara generosidad, la llevó a ser víctima de las manipulaciones políticas y cinematográficas de una industria poderosa que fué destruyendo poco a poco su existencia, a pesar de mantener una carrera cinematográfica nada despreciable, incluso en tres Films demostró ser una gran actriz....Lo que finalmente rompió su corazón y agotó su mente fué su relación con el jefe de la Casa Blanca, el Fiscal General de EEUU, algún jefe de la mafia y no olvidemos al depredador llamado Frank Sinatra...En esto creo que coincidimos todos los estudiosos del caso, y lo que a la actriz tejió su sentencia de muerte.

Nunca se le reconoció como actriz de talento, salvo al final de su carrera por: 

 EL PRÍNCIPE Y LA CORISTA

BUS STOP

 THE MISFITS

Tres piezas de culto de su filmografía y de la cual la actriz se sentía muy orgullosa. A pesar de todo, ciertos críticos la seguían viendo como únicamente una sensual y voluptuosa mujer, que filmó muchas películas, algunas clásicos del cine hoy en día, pero que en su momento sólo eran películas que lograban taquilla por su presencia. Sus medidas eran 94-58-92 y con ellas impuso el ideal estético de la mujer curvilínea, entrada en carnes, muy al contrario de lo que se tiene hoy como modelo. En 1954 Marilyn comienza a estudiar interpretación en la legendaria academia Actor’s Studio, con Lee Strasberg, discípulo de Stanislavsky, creador de las técnicas de actuación utilizadas en todo el mundo, principalmente en Hollywood. Con esto Marilyn quería y debía demostrar que tenia un talento natural y capacidad para ser una verdadera actriz. De aquellos años le vino la amistad con Monty Clift y Marlon Brando, a los que consideraba verdaderos amigos.

 

CON EL MAESTRO DE MAESTROS:

SIR LAURENCE OLIVIER

 Pero la vida privada de la fulgurante diva del cine no era tan glamorosa detrás de las cámaras. Marilyn padecía de trastornos emocionales, sufría de una inseguridad patológica, contrario a lo que proyectaba en la pantalla y los medios. Solía tener crisis emocionales que hacían que llegara tarde o faltara a las filmaciones, por lo que esos retrasos se convertían en pérdidas para los estudios cinematográficos. Igualmente Marilyn sufría de manía persecutoria y episodios de paranoia. En 1954 se casó con el famoso jugador de beisbol Joe Di Maggio, con quien tuvo menos de un año de matrimonio. Se dice que la incompatibilidad de sus carreras fue lo que acabó con el matrimonio. Joe Di Maggio era una estrella del baseball, de origen italiano, muy humilde y mayor que ella; tenía fama de ser muy maleducado, violento y celoso, se trataba de un hombre grande y fuerte. Su imagen contrastaba a todas luces con la de Marilyn, a quien todos consideraban una niña en el cuerpo de una mujer, frágil, inocente y bondadosa. Luego de ese fracaso matrimonial se casaría, en 1956, con Arthur Miller, conocido escritor y dramaturgo de tendencia izquierdista, quien escribió un par de guiones de películas especialmente para ella. Miller era la antítesis de Di Maggio, era un hombre culto, intelectual, educado, con quien Marilyn se sintió más tomada en cuenta como persona y como actriz, y no sólo un objeto sexual de usar y tirar.

Pero la relación más polémica de todas, y la que supuestamente la llevó a la muerte, fue la que sostuvo con los hermanos Kennedy, Robert y John. En aquella época Robert Kennedy era el fiscal general y John F. Kennedy, presidente de los Estados Unidos. Ambos hermanos estaban casados y Marilyn sostuvo relaciones intermitentes con ellos, la más larga y peligrosa con el propio presidente. Se comenta que Edgar Hoover tenía en su poder copias de las facturas de todos los hoteles donde la pareja se veía, como declaraciones de Peter Lawford. Tras su divorcio de Miller en 1961, comienzan con mayor fuerza los rumores de un romance con John F. Kennedy, los cuales explotan en 1962 con la famosa frase pronunciada por ella ante miles de espectadores en el Madison Square Garden: “Happy birthday, Mr. President”. Aquello se consideró una muestra clara de la relación que existía entre ellos. La actriz nunca estuvo mas brillante, mas sensual y cercana que en ese momento. Al día siguiente llovían comentarios y empezaron en serio, en total secreto a confeccionar una tupida tela de araña en torno a Marilyn, tomando cuerpo las teorías conspirativas.
 

Casino Cal Neva, propiedad de Sinatra... Estos son los bungalows que fueron testigos de las humillaciones que sufrió la actriz.


Por esas mismas fechas Marilyn era invitada mucho al casino Cal Neva, propiedad de Sinatra, donde se reunían los mas importantes Jefes de la Mafia, aquel siniestro lugar fué testigo de su declive personal y muy peligroso, utilizándola de forma inhumana, aprovechándose de ella cuando estaba bebida y sexualmente también, todo al servicio de los amigos del diabólico Sinatra. Era como una venganza directa hacia los Kennedy, que habían apartado de su confianza a personajes como Frank Sinatra y San Giancana. Entonces cobraron mayor fuerza y a difundirse los rumores sobre los estados depresivos de la actriz que llevaron a pensar que Marilyn era adicta a las pastillas y al alcohol. Rumores que se acrecentaron cuando en aquellos días Marilyn estaba protagonizando la que sería su última película incompleta: Something´s Got To Give, al lado de Dean Martin y Cyd Charisse y dirigida por el maestro George Cukor., donde se comentó con mayor ahínco que Marilyn era muy poco profesional, olvidaba sus diálogos y no aparecía por el plató. Debo aclarar en su defensa, que jamás estuvo mas bella, mas dulce, mas tierna, seductora y creíble que en las pocas escenas que rodó. La actriz hiciera lo que hiciera, malo o bueno, siempre desprendía esa magia única, por la que hoy en día se la sigue admirando.
 

En mayo de 1962 John F. Kennedy puso fin a la relación que sostenía con la actriz, lo cual fué devastador para ella, volcando sus sentimientos hacia el hermano Robert Kennedy, quien se tiene como presunto inspirador de la conspiración para hacerla desaparecer. Se supone que esta nueva relación estaría planificada para mantener a Marilyn vigilada en sus actuaciones. Se especula acerca de un aborto que se habría realizado Marilyn ese año, al final del romance con John. Marilyn estaría embarazada del mismísimo presidente de los Estados Unidos. Pero además se tiene conocimiento de una rueda de prensa que habría convocado la actriz para el 7 de agosto de ese año, donde iba a hablar abiertamente de su relación con el presidente. Pero no todo fueron desgracias para esta increíble mujer, ese mismo año, unos meses antes Marilyn ganó el premio Globo de Oro como “la estrella más popular del mundo”, siendo reconocida y aclamada por su público y los críticos mas duros, considerándola una excelente actriz de comedia..
 

Los rumores se acabaron cuando en la madrugada del 5 de agosto de 1962, Marilyn es descubierta por Eunice Murray, su asistenta personal, muerta en su casa de Los Ángeles, en la cama, boca abajo, desnuda y con el teléfono en la mano. La versión oficial de la policía declara que la muerte había sido por sobredosis de 47 cápsulas de Nembutal, en contra del informe forense que remarcaba: "probable suicidio"..

Muchas voces son las que clamaron que no les convencía la teoría oficial del suicidio. Según cuentan algunos amantes de las teorías conspirativas, hay testigos que dicen que Robert Kennedy estuvo en la casa de Marilyn horas antes de su muerte. Existen grabaciones de voz y cartas de Marilyn en las que no muestra ninguna depresión que le pueda conducir al suicidio.... Algunos de estos informes forenses fueron extraviados, y testigos visuales contradicen la versión oficial. Quizá, la más surrealista teoría es la del diario rojo, que al parecer Marilyn guardaba en su dormitorio y en el que escribía todo lo que le pasaba, lo que le había recomendado su psiquiatra.... Se cree que en ese diario podría haber información comprometedora para los dos hermanos Kennedy y que podría poner en peligro la seguridad nacional de los Estados Unidos. La visita que menciono anteriormente de RFK a su domicilio, fué precisamente para requisar este diario. Algunos aseguran incluso que Marilyn estaba al tanto de supuestos planes del gobierno estadounidense acerca de una invasión a Cuba y un posible asesinato de Fidel Castro, y que tales planes los habría anotado en su diario. Ese diario nunca apareció, y llego a dudarse de si existió realmente, aunque hay testigos cercanos al servicio de la actriz que afirmaron años después de su existencia. Un dato importante:  "Marilyn lo guardaba en un mueble bajo llave y el día de su muerte se encontró forzada las cerradura."
 


Más teorías se centran en fallos procesales en el informe forense. Se dijo que el médico forense asignado no tenía experiencia, cosa que él mismo ha corroborado años después, incluso que no llegó a analizar el cadáver y que todos los informes le fueron redactados sin hacer ningún análisis. Además, según estas teorías, Marilyn no murió en la habitación en la que fue encontrado su cuerpo, sino que fue trasladado allí y forzada por vía rectal donde le introdujeron los barbitúricos. Prueba de ello serían las marcas de golpes con los que apareció la actriz. Dicen que en el análisis practicado no se hallaron rastros de barbitúricos en el estómago. Además, añaden, que hay indicios de que los barbitúricos no fueran ingeridos, sino administrados mediante un enema. Si esta teoría es cierta, realmente parece poco probable un suicidio vía rectal.

Los amantes de la conspiración afirman que Marilyn fué cruelmente eliminada por saber muchas cosas, cosas que, por despecho, podría utilizarlas para destruir a los hermanos Kennedy y, con ellos, la seguridad nacional de los Estados Unidos. Otras teorías también aseguran que Di Maggio había escrito un manuscrito, donde deja constancia de todo acerca de la muerte de su ex mujer, y que esta especie de declaración, bajo notario, se la dió a su hijo, con la condición de que no se expusiera públicamente 50 años después de su muerte. Di Maggio murió en 1999. Son cientos las hipótesis de este caso sin resolver injustamente y algunas hablan de posibles torturas a la actriz. Existen evidencias de que fue forzada, probablemente golpeada por los hombres de Robert Kennedy. Algunos suponen que sólo se pretendía amedrentar a la diva para que les diese el diario rojo y que se les pasó la mano, pero otros aseguran que la intensión expresa era silenciarla, pues Marilyn había amenazado al presidente Kennedy, con decir todo lo que sabía. Un amigo de la actriz confesó que días antes de su fallecimiento, ella lo había llamado para decirle que presentía que algo malo le iba a suceder.

Al mismo tiempo, otros especulan acerca de los vínculos que también tendría la actriz con miembros de la mafia italiana, vínculos que vendrían a través de Frank Sinatra, de quien siempre se dijo que perteneció a ellos. Puede que Marilyn se hubiese involucrado con algún miembro de la mafia y por despecho a la Familia Kennedy, la habían asesinado. Esta teoría sin embargo para mi es la única creíble y por la que juraría sin la menor duda ante una Biblia.

Hay muchas mas sospechas que apuntan a las personas que rodeaban a Marilyn: su casera, su ama de llaves, su psiquiatra, personas que conocían las intimidades de la diva, especialmente su psiquiatra quien tendría absoluta influencia sobre las acciones de la actriz, a quien ella llamaba y consultaba para cualquier cosa. Se especula que el médico también habría estado presente la noche fatídica de su deceso, pero fué mucho después de su muerte, lo cual certificó..
 


Hay evidencias de la existencia en la CIA de un expediente con el nombre de la actriz y la letra C de comunista. Era la época de Macarthysmo en donde se acusaba de comunista a cualquiera y se les perseguía y encarcelaban por tal razón. En la industria cinematográfica de Hollywood muchos fueron acusados de comunistas, incluyendo el director Elia Kazan, con quien trabajó Marilyn en una ocasión. También existen expedientes en el FBI que dan cuenta de todos los movimientos de la actriz, especialmente de sus viajes secretos con el presidente Kennedy. Hay indicios incluso de que Marilyn Monroe se declaraba de izquierdas, que había viajado en numerosas ocasiones a México para reunirse con el Partido Comunista Americano de forma clandestina, y que pretendía ir a la Unión Soviética a estudiar actuación, también estaría en contra de las políticas nucleares del gobierno de Estados Unidos y que ella y Arthur Miller habrían apoyado a sus compañeros, acusados y perseguidos por comunistas.
 

Marilyn Monroe fue un personaje estigmatizado. Su figura y belleza fue su perdición. Fue utilizada como objeto sexual por todos los hombres que la rodearon, los de la industria cinematográfica, y en especial políticos. La utilización de su imagen es uno de los primeros ejemplos de explotación mercantilista de la figura humana a nivel mundial, es uno de los primeros productos globalizados. Se le trató como una mercancía que facturaba millones de dólares. Como ícono del modelo de la mujer norteamericana, se presentaba su condición de joven, rubia, curvilínea, sumisa y sobretodo sexualmente a disposición de los hombres, imagen ésta que era importante venderle a una sociedad machista sumida en varias guerras. Marilyn fue al frente de batalla en Corea a subirles el ánimo a los soldados. Su figura incrementaba la moral de los hombres en combate, quienes soñaban en regresar y encontrar en casa esperándolos una mujer como ella. Esa era la estrategia del gobierno de Washington al explotarla.

Desde el mismo momento de su muerte y hasta hoy día, se han escrito infinidad de artículos, ensayos y biografías más o menos serios, más o menos fantasiosos, más o menos verosímiles. Entonces y ahora, sobrevoló siempre la duda sobre la causas del fallecimiento de Marilyn, un recelo que se fue incrementando con el paso del tiempo y la aparición de nuevos testimonios y archivos confidenciales recientemente desclasificados. Las teorías, las sospechas y las conjeturas, tanto las mesuradas como las absurdas, coinciden en involucrar al por entonces fiscal general de Estados Unidos Robert Kennedy, al director del FBI, J.Edgar Hoover, a Ralph Greenson, a su ama de llaves Eunice Murray, a su secretaria y agente de prensa Pat Newcomb, a su agente de relaciones públicas Arthur Jacobs, al actor Peter Lawford y sobre todo a Sam Giancana, uno de los más relevantes miembros de la mafia estadounidense. Rodrigo Fresán, escritor y periodista argentino, dice en un artículo publicado:

-"Marilyn Monroe no funciona bien como carne de museo porque parece cada vez más viva con cada hora que pasa y con cada minuto que se la ha dejado de ver viva o en vivo o en directo. Marilyn aterrorizada en vida por cada gramo que engordaba y por la memoria de su madre loca y una infancia dickensiana, era alimento perfecto para sus miles de reinterpretadores"-.

También hizo estas otras afirmaciones el periodista argentino Juan Ignacio Boido:

-"Decenas de biografías sobre su infancia trágica y sus matrimonios desgraciados. Investigaciones sobre la CIA y los Kennedy en su muerte. Retratos de autores como Truman Capote y Norman Mailer tratando de capturar su gracia infinita. Cuadros de Warhol, Dalí y De Kooning tratando de capturar su misterio. Y sin embargo, Marilyn Monroe sigue siendo más grande, más misteriosa y más encantadora que cualquier cosa que pueda decirse de ella... Marilyn, ciertamente una de las mujeres más proyectadas del siglo XX, resplandecía toda, ella resplandecía y eran los ojos de los otros los que se encendían. Si Marilyn Monroe tuvo un matrimonio feliz, fue con el Kodachrome. Esa piel hecha de luz, casi traslúcida, y ese rubio platinado que por fin no le debía nada prestado al blanco y negro. Marilyn no era parecida a ninguna de las rubias de Hollywood hasta entonces, ni era ninguna de esas rubias fatales del cine negro que le pedían a la noche que hiciera nido en su pelo para ser rubias en pantalla. Marilyn fué la primera rubia fatal a la luz del día: una rubia con luz propia. Una rubia que no necesitaba amar a policías negros,  porque terminó viviendo con el más negro de todos"-.

El escritor inglés Anthony Summers, se inclina decididamente por la teoría del asesinato en "The secret life of Marilyn Monroe", ya que, para el presidente Kennedy, "Marilyn no era como las demás las mujeres, ella no era una amante más. El le contaba los entretelones de la vida política y ella llegó a interesarse. Los secretos de almohada fueron muchos y, ante las advertencias de Hoover, Kennedy tomó decisiones para proteger su mandato presidencial, su figura política y la seguridad del Estado". . Aconsejada por algunos amigos, la actriz había viajado a México donde se hospedó en la mansión de Frederick Vanderbilt Field , considerado por el FBI como un elemento comunista y, por lo tanto, rigurosamente vigilado por los servicios secretos. Un informe del FBI, archivado varios días después de la partida de Marilyn de México, hacía referencia a las conversaciones que ella mantuvo con Vanderbilt Field sobre temas confidenciales de los que se había enterado hablando con el presidente. Por su parte, Donald H. Wolfe, autor de "The last days of Marilyn Monroe", considera que Marilyn Monroe sabía demasiado y que fue víctima la noche del 4 de agosto de 1962 de un complot que culminó con su asesinato. Un asesinato que, según el escritor fue presenciado por el fiscal general de los Estados Unidos Robert Kennedy. Dos hombres de gris de Hoover seguían descaradamente a Vanderbilt Field y a su amiga. El director del FBI vivía alarmado por la afición de Kennedy por las mujeres y profundamente molesto porque no se hacía caso de sus advertencias. En esta ocasión le disgustó sobremanera enterarse de que Marilyn Monroe, sin proponérselo, hubiera pasado información confidencial a un comunista que, como sabía el FBI, estaba en contacto con espías extranjeros. Según fuentes allegadas a Hoover, el director se enfadó como nunca lo habían visto sus subordinados. Según el FBI, a la ideología comunista también adherían José Bolaños, un actor de tercera o cuarta fila y guionista mexicano, topo del FBI, ocasional amante y una de las últimas personas con la que Marilyn habló por teléfono antes de encontrar su cadáver, y Ralph Greenson, su psiquiatra particular, cuya impresionante influencia sobre la actriz llevó al director George Cukor a afirmar que si había que hablar con Marilyn "no era necesario llamar a la secretaria, ni a su agente, ni a su abogado... ¡Se llamaba a Greenson!.

 

Para Donald H Wolfe, el presidente de los Estados Unidos había pasado a ser un riesgo para la seguridad nacional: "Buena muestra del peligroso cóctel en que se había convertido Marilyn fue que, tras una de sus crisis más graves, por la que fue internada en un sanatorio mental, donde llegaron a usar la camisa de fuerza", accedió directamente al teléfono del Despacho Oval bajo el seudónimo de Nancy Green. Mientras hacía furor la guerra fría, el hombre pisaba la luna y se empezaban a construir refugios antiatómicos, se había dado instrucciones a la centralita telefónica de que todas las llamadas de Nancy Green se pasaran al Despacho Oval. Los asuntos urgentes del momento eran atentar contra Fidel Castro y la invasión de la Bahía de Cochinos. Una de las personas que presuntamente estaban enteradas de los planes de invadir Cuba y matar a Castro era Marilyn. En julio de 1962, Marilyn le enseñó su diario rojo a Robert Slatzer, con lo cual se demuestra que existía. En el diario había apuntes que tomaba Marilyn sobre el complot de la CIA para matar a Castro y una declaración de que Bobby era inflexible en su recomendación de retirar el apoyo militar de los Estados Unidos a las fuerzas invasoras de Bahía Cochinos". Más adelante, el escritor comenta que el doctor Greenson revisaba esas anotaciones durante sus sesiones con la actriz. Ser analista de la amiga íntima del presidente ponía a un miembro de la Komintern en posición única. En el diván de Ralph Greenson había una fuente de secretos acerca de la vida privada del presidente de los Estados Unidos así como también informes sobre asuntos mundiales. El diario rojo de Marilyn pasó así a ser una cuestión preocupante para James Jesus Angleton, jefe de contraespionaje de la CIA, porque el pequeño cuaderno rojo en el que apuntaba hasta lo más nimio y que siempre llevaba consigo, porque, como afirmó Marilyn, así conseguía una cultura que le permitiría incluso intervenir en conversaciones con sus amigos. Marilyn deseaba realmente convertirse en una persona con amplia cultura intelectual. Un deseo que se acrecentó a medida que en Hollywood le ofrecían una y otra vez guiones exclusivos para una rubia tonta. Trastornada por el abandono del presidente, la actriz buscó consuelo y refugio en su hermano. Marilyn llegó a afirmar que Bob estaba enamorado y que le había prometido matrimonio. Era como si la actriz viera en Bob a su hermano Jack. El fugaz romance comenzó en serio cuando John Kennedy encargó a su hermano que fuera a California e intentara tranquilizarla. Mientras la consolaba, Robert siguió el ejemplo de su hermano y cayó en los brazos de la actriz. Según declaraciones de Peter Lawford no era esa la intención de Bobby, pero inevitablemente se hicieron amantes. El FBI y la CIA, aseguraba que Bob preparaba el divorcio a pesar de ser padre de nueve hijos, lo cual, como es fácil de imaginar, hubiera sido un escándalo de proporciones gigantescas e impensables.

Estos escritores: Anthony Summers y Donald H Wolfe, indagaron kilómetros de información, de entrevistas con personas directas a la actriz, confrontando informaciones y jamás pusieron en duda lo que otros han escrito como falsedades y fantasías, dando por hecho que Marilyn nunca estuvo con ninguno de los Hermanos Kennedy, ellos obviaron todo y se ha demostrado por la documentación desclasificada del FBI, a la que podemos tener acceso todos, que nada estaba mas lejos de la realidad. Marilyn amó profundamente a los dos hermanos y lo escrito por Donald H Wolfe esta en los anales del caso mas peligroso con que se tropezó la política de los EEUU en aquellos años.

Anthony Summers DoDonald H Wolfe

 

El 5 de agosto de 1962, Marilyn fue encontrada muerta en su cama. Sobre el colchón estaba el cuerpo de una mujer golpeada, con diversos moratones por todo su cuerpo. Yacía boca abajo medio cubierto por una sábana y el teléfono bajo su torso, discos esparcidos sobre la cama, mucho desorden en la habitación, pero dentro de un perfecto orden en los detalles. Un desorden bien organizado, tal como tipificó el ayudante del oficial de la policía de Los Angeles Jack Clemmons, a cargo de la investigación:

-"Eso no era el escenario de un crimen, era el escenario de un teatro bien montado. El cadáver mostraba claros moretones, también en sus extremidades. Sus brazos cuidadosamente colocados, paralelos al cuerpo; y su cabeza sobre una almohada. Sus dedos estaban tersos, rígidos. La lividez de todo el cuerpo mostraba a las claras que aquella mujer no acababa de morir, al menos no allí precisamente"-

JJack Clemmons

 Se sucedieron luego declaraciones contradictorias, testimonios, rumores, aclaraciones que confundían y evidenciaban todo tipo de irregularidades. El sargento Clemmons trató de enterarse de la hora exacta del deceso, recibiendo tres respuestas diferentes. El cuerpo de Marilyn no presentaba el aspecto de muerte por sobredosis: no había restos de espuma en su boca ni signos de tensión en su cuello producto de las convulsiones propias de una agonía. En un papel arrugado hallado sobre la cama se encontró el número telefónico de la Casa Blanca, que luego desapareció como los registros de las llamadas telefónicas, papeles y carpetas que Marilyn guardaba en un archivador cuya cerradura estaba forzada. Allí guardaba el diario rojo, que posteriormente fue a parar a la caja fuerte del juzgado, pero al día siguiente ya no estaba. El mismo sargento Clemmons se sorprendió al encontrar a su llegada una gran cantidad de autos estacionados en el jardín, además de un cristal de la puerta de la habitación de Marilyn roto y un frasco de Nembutal vacío, abierto y con la tapa allí mismo. Sobre una mesita pequeña, frascos de otros medicamentos "demasiado bien ordenados, (según Clemmons.).  El doctor Hyman Engelberg, el médico que estableció que la muerte de la actriz fue un suicidio, declaró que encontró un frasco vacío del barbitúrico Nembutal de cincuenta pastillas junto a otros quince envases de sedantes. Precisamente había sido él quien pocos días antes de la fatídica madrugada le había recetado a la actriz una cápsula de Nembutal, para tomar todas las noches para conciliar el sueño. "Marilyn Monroe ha muerto. Se ha suicidado", fueron las primeras palabras que pronunció el doctor, y añadió:

- "Estaba el Nembutal que yo le había recetado, pero también un frasco de Seconal que yo jamás le di y también hidrato de cloro, un producto que no podía haber recetado ni un solo médico en Estados Unidos y que sólo se adquiere en Tijuana -"

 

Jack Clemmons nunca creyó en el suicidio, él sabía que en aquella casa y mas concretamente en la habitación de la actriz, existían pruebas evidentes de que allí se había existido violencia, y se preparó un escenario muy pensado, exquisitamente bien revuelto, y así lo volvió a declarar pasados unos años cuando fué entrevistado en TV. El policía jamás dijo nombres, nunca acusó a nadie, pero dejó una ventana lo suficientemente abierta para que el caso se reabriera. Cosa que nunca se hizo, al no tener Marilyn descendientes directos y las leyes de Los Angeles así lo estipulan. Todo este laberinto de preguntas e incógnitas se podían resolver de una vez y hacer descansar definitivamente a una mujer que elevó el cine a cumbres muy altas, si el Presidente de los EEUU  lo ordenase, solo en sus manos está la solución.

Pero quiero volver de nuevo a la conspirción perfectamente orquestada: El juez que se hizo cargo del caso fue Theodore Curphey, amigo personal de Bob Kennedy. El fue quien decidió que la autopsia la realizara el doctor Thomas Tsunetomi Noguchi, médico japonés quien por esos días era un mero patólogo ayudante, sin ninguna experiencia, cuando lo normal hubiese sido que la autopsia la hubiera practicado un médico forense más experimentado, pero, no obstante, el doctor Curphey hizo aquella llamada un domingo a primera hora para adjudicarme la tarea a Noguchi y pudiera hacer la autopsia al cadáver que ya estaba en una funeraria privada, donde lo estaban embalsamando. Todo esto condujo al forense a preguntarse en su libro "Exquisite corpse":

- "¿Se suicidó Marilyn o le inyectaron los fármacos que le causaron la muerte?, el cadáver que se hallaba sobre la mesa, estaba cubierto por una sábana blanca. Lo destapé lentamente y me detuve. Me costó unos instantes hacerme a la idea de que estaba contemplando el rostro de la verdadera Marilyn Monroe. No hallé ni una sola marca de aguja, sin embargo, curiosamente, sí encontré señales que podían indicar violencia: también apunté esos hallazgos en el diagrama. En la región lumbar, a la izquierda, Monroe presentaba una ligera equimosis, un hematoma cárdeno resultado de una pequeña hemorragia ocurrida dentro de los tejidos". El informe del laboratorio toxicológico aún añadiría más leña al fuego, llegó a mis manos varias horas después de que finalizara la autopsia y, nada más comenzar a leerlo, disparó mis alarmas. Yo había enviado, junto con el hígado, muestras de sangre para realizar las pruebas de alcohol y barbitúricos. Además, había remitido otros órganos para un posterior análisis toxicológico, entre ellos el estómago con su contenido y el intestino. De inmediato me percaté de que los técnicos del laboratorio no habían examinado esos órganos: se habían limitado a analizar la sangre y el hígado"-

El Doctor John W. Miner

El doctor John W. Miner, ex fiscal de distrito del condado de Los Angeles que investigó la muerte de Marilyn Monroe en 1962 llegó a decir que el "caso Marilyn" era "el caso más extraño en la historia de Estados Unidos, porque todas las muestras corporales desaparecieron de un día para otro, incluyendo el hígado, el riñón y el estómago, que podrían haber establecido definitivamente que ella no se suicidó". Miner creía, al igual que Noguchi, que la habían suministrado un enema del barbitúrico Nembutal: "La mancha anormal del colon debió haber sido examinada. Noguchi y yo estábamos convencidos de que uno o varios edemas fueron la vía de la droga mortal y del Hidrato de Cloral con que trataron de dormirla. Es imposible que la paciente hubiera podido ni aún siendo enfermera autoadministrarse una lavativa mortal. Marilyn hubiera opuesto una resistencia de un grado tal que el contenido se habría derramado. Sin embargo, las sábanas estaban recién lavadas y no había manchas de vómitos o líquido intestinal o de lo que deja, inevitablemente, un enfermo en esas condiciones". A su convicción de que Marilyn no era una suicida contribuyeron las cintas que la actriz había grabado para su psiquiatra, cintas que éste permitió a Miner escuchar durante su investigación de 1962 a condición de que no revelara nunca el contenido. En un reportaje aparecido en el diario inglés "The Times"en 2005, Miner contó que había tomado "extensas notas, casi literalmente", de las cintas y que rompió su promesa muchos años después de la muerte del psiquiatra sólo porque algunos biógrafos de Monroe sugirieron que Greenson debería ser sospechoso de su muerte. "Entre las cosas sobre las que Monroe hablaba en esas cintas estaba su adoración por Clark Gable, el fracaso de sus matrimonios con Joe DiMaggio y Arthur Miler, y su deseo de ser tomada en serio como actriz". Miner sostuvo en aquella entrevista que los que la leyeran llegarían fácilmente a la conclusión de que "no era posible que se haya suicidado. Tenía planes de futuro muy específicos". No obstante y a pesar de todas estas declaraciones y evidencias mas que claras, una revisión de la fiscalía del caso en 1982 concluyó que no había evidencias creíbles que sustenten la teoría de que fué asesinada... !!Intolerable!!... ¿Donde queda la justicia?.

 

LA PEOR INFLUENCIA QUE TUVO LA ACTRIZ

Quiero reproducir un mail que me llegó hace días de mi anciano amigo J.W.H., ayudante de Jack Clemmons y que reside desde hace años con sus hijos en Nueva York, sus palabras son importantísimas, dicen así:

-" Mi querido Juan, me has pedido algo que no te puedo negar. Nadie lo sabe, quizá mis hijos, pero tampoco estoy seguro de haberlo contado, a veces la memoria me falla. Cuando Jack y yo estuvimos registrado la casa de Marilyn después de su muerte., encontramos muchas cosas extrañas. Primero a Eunice Murray lavando sábanas en la lavadora, y las que tenia puestas Marilyn olían demasiado a limpio, pero perfectamente desordenadas. Recuerdo el diario rojo en el suelo, Jack lo cogió, pero en unas horas alguien se lo llevó o lo requisó sin mas, pero lo que mas me impresionó fueron los moratones por todo su cuerpo, se habían volcado con ella y recibió una brutal paliza, hasta en su ojo derecho tenia un corte. Yo tengo mis conclusiones, sé que nadie me va a buscar, o va a querellarse, soy un viejo, pero todo ocurrió después de la visita de Bobby a la casa. Luego entraron los secuaces de Giancana y ellos hicieron el trabajo sucio. Mis hijos han querido que escribiese todo esto, hay editoriales aquí en NY. que me ponen un cheque en blanco, pero me negué en rotundo. Luego hace años apareciste tú con tus artículos, tus teorías, tu confiaba y la sinceridad que me has demostrado con todo, me ha hecho pensar que eres la única persona que tiene derecho a saberlo y publicarlo. No se puede conseguir nada, es demasiado tarde, pero al menos por tus muchos años dedicado a este tema, tienes merecido que yo te cuente. Marilyn fué quitada de en medio por mucha gente, la conspiración se venia tramando desde que estuvo casada con Miller, pero solo San Giancna esperó el momento propicio,. y lo hizo con total libertad. Espero que las palabras de este anciano, amigo tuyo, te sirvan-"

 

The misfits

 

Cuando acabó de rodar "The misfits", el director John Huston, refiriéndose a Marilyn, predijo:

- "Dentro de poco estará muerta o en un sanatorio"-.

The Misfits se estrenó el 1 de febrero de 1961, apenas un año y medio antes del fatal desenlace. Hoy en día está considerada como una película mítica, de culto y en donde muchos estudiosos del cine nos damos de bruces...en ella tenemos prácticamente el buen cine en su totalidad: actores, guión, un blanco y negro mas que perfecto, abriendo totalmente en canal a la misma Marilyn, al interpretar la mujer que de refugiaba tras la mascara de la famosa estrella. A raíz de su estreno el antropólogo Claude Lévi Strauss publicaba "La pensée sauvage", en donde discutía la teoría de Jean Paul Sartre, de que los individuos podían hacerse a sí mismos libremente y que la humanidad había progresado desde el salvajismo hacia la civilización de ese modo. Para Levi Strauss, en cambio, las personas actuaban de acuerdo con unas estructuras mentales innatas y el progreso era sólo una ilusión. En lugar de sociedades primitivas y modernas, existen las sociedades frías y calientes; las primeras valoran la armonía y lo estable, las últimas, el cambio y la expansión. ¿En cuál de ellas encajaba nuestra Marilyn?. En esa época también, los Beatles tuvieron su primera sesión de grabación en los estudios EMI de Londres. El tema que grabaron fue "Love me do", que llegaría a ser el número diecisiete en la lista británica. Para Marilyn, aquella súplica que dice en la canción: "Amame ", fue un ruego desde el mismo momento en que fue marcada con el número 3.463 en un orfanato de Los Angeles tras haber sido abandonada por su madre, y un anhelo que mantuvo durante sus 36 años de vida. En 1953, en "Gentlemen prefer blondes", para algunos críticos su mejor película, la actriz decía:

- "Es la historia de mi vida: a mí siempre me toca la parte del caramelo llena de pelusa"- 

 

 

 

Marilyn fue un producto totalmente comercial de los productores cinematográficos de Holywood. Fue victima del imperialismo yankee representado por el clan Kennedy y punto de mira de la mafia. Quería finalizar mi articulo mencionando la que para mi es su mejor actuación ante las cámaras, pues en ella nos obsequió con su verdadera personalidad y recordar a todo el mundo quienes fueron los auténticos culpables de tan brutal magnicidio. 

 

Marilyn Monroe murió a los 36 años de edad, joven y hermosa.....

Su imagen mágica perdurará en el tiempo y la convirtió en leyenda.

Ahora, tristemente es demasiado tarde para hacer retroceder el tiempo.