A U D R E Y  H E P B U R N

"El rostro mas bello del cine"

 

 

 

 

 

 

"MI VIDA HA SIDO COMO UN CUENTO DE HADAS"

 

 

Hace unos días, la critica mundial ha hecho publica la relación de las mujeres mas bellas del cine, ello puede ser discutible, porque a fin de cuentas es la decisión de unos señores simplemente, y no todas las opiniones son compartidas, mas viniendo del mundo del Séptimo Arte donde pueden darse mil y una conjeturas. Pero personalmente, en este caso estoy de acuerdo. Audrey Hepburn es la primera que encabeza una larga lista, omitiré el resto de nombres porque no me parecen acertados, pero sí me parece lógico que el numero uno lo encabece Audrey, porque realmente es "EL ROSTRO MAS BELLO DEL CINE". Basta con contemplar cualquiera de las miles de fotos que se le hicieron, por ejemplo, las pruebas de vestuario de MY FAIR LADY, para aprobar y respaldar la referida lista.

Creo fundamental que para comprender mejor a la actriz, recomiendo leer la obra de Donald Spoto, "AUDREY HEPBURN, LA BIOGRAFÍA", es un resultado concienzudo, como todo lo escrito por Spoto, de la trayectoria personal y artística del rostro mas bello del cine. Sus paginas son frescas, analíticas y un pequeño diccionario de la actriz, que aconsejo a todo buen aficionado al cine.  Tal vez la influencia del escritor ha hecho que yo me siente ahora, intentando completar mi anterior Homenaje a Audrey y disfrutar completando la personalidad de aquella dulce Sabrina que tuvo que soportar las borracheras de Bogart, la misma que un día bailó al lado del maestro Astaire bajo el cielo de Paris, y se dejó seducir por un siempre apuesto Cary Grant en el magnifico CHARADA,  e hizo las delicias de todos en ese monumento al musical que es y será siempre MY FAIR LADY. Pido disculpas si en ocasiones me lleva mi estado de ánimo, porque dicen que uno escribe mucho mejor cuando el corazón palpita amor, o se sienten miles de hormigas por todo el cuerpo. Así me siento y me enorgullezco de ello.

En Audrey Hepburn la magia del cine se transforma en un arco iris de mil direcciones, en donde tanto el glamour, como los destellos que produce el mismo, se funden para ofrecerme una constelación de luces mágicas, donde trabajó incansable, en los mismos senderos que la convirtieron en actriz y yo la he incluido en mi CINEPARAISO, lugar  ansiosamente buscado siempre por mí y donde puedo reflejar con orgullo, los perfiles personales, sus trayectorias artísticas y las vidas personales de mis actores de siempre. Algo que siempre quise hacer desde mi mas tierna infancia.

 Audrey es...¿Como diría?, es como un lugar llamado milagro, es como entrar de bruces en Tiffanys, como oler el aroma de la rosa humedecida por el rocío, es tantas cosas al mismo tiempo, que me rindo ante la evidencia y por pertenecer a la raza humana, detalle que me ha impedido caminar a su lado aunque solo hubiera sido unos minutos de mi vida. Uno no sabe como sería su aroma o no haber escuchado el tono de su voz, o contemplar el brillo de sus ojos de cerca, uno a veces se ve desnudo, por eso ahora me siento gratamente motivado al recordar a este ángel del cine, y aunque solo sea de forma escrita, homenajear a la que sin la menor duda, fué una de las mujeres mas bellas, extraordinarias e interesantes de todo el panorama cinematográfico.

 

 

Audrey Hepburn lógicamente es uno de esos nombres y es difícil explicar el motivo concreto de mi admiración, porque sencillamente abarca miles de conductos, cientos de senderos y no todos conducen a MANDERLEY.

 

 


Al volver a visionar sus películas, siento que Audrey es parte esencial del cine, como la música, el color y la imagen de todos esos Films que llevaré aferrados a mis recuerdos, porque absolutamente todos, tienen el hechizo y el embrujo de los elfos, y la sinfonía de las hadas. Para mí es halagador darse un paseo por los bosques de leyenda, contemplar la espesura de sus caminos y dejarse emborrachar de fantasía..... Volvería a verlos mil veces, lo haría sin la menor duda, porque haciéndolo, tropezaré con ellos y son mi cine, donde habitan los hombres y mujeres, a los que llamo;

 "Mis actores de siempre".

Audrey siempre quiso ser bailarina clásica, toda su vida recordaba sus clases y la tristeza que le causo dejarlas sin posible recuperación en la época en que Alemania invadía Europa. La vida de Audrey ha estado siempre ligada a estos comienzos, nunca pudo desechar de su mente el horror nazi, las salvajadas de las cuales fué testigo y pasar de una posición cómoda a rozar la miseria. Dudaría poco, pero aún y a pesar de estudiar arte e interpretación, de pertenecer a un grupo de teatro, de ser la protagonista de la obra GIGI, de no rendirse jamás y luchar como una heroína, en contra de los consejos de su familia, e ir asomándose con precaución al entramado del cine, el horror de una guerra, la miseria humana y el exterminio nazi pegado a sus pies, fueron los fantasmas que siempre la persiguieron y aún en sus últimos días, después de alcanzar la fama y el reconocimiento mundial, le ocasionaron las mas crueles pesadillas.

 En una rueda de prensa, dijo:

"Nunca debería haber ocurrido el nazismo, es como verse perseguida constantemente por un ser diabólico, y no ver un hueco donde esconderse. A mi peor enemigo no le deseo lo que yo viví aquellos años, fué terrible."

Sus comienzos en el cine no pudieron ser mas prometedores, cuando le ofrecieron interpretar al lado de Gregory Peck, la película "VACACIONES EN ROMA", la actriz estaba representado en teatro por todo EEUU la obra de Colette, "GIGI", en donde cosechó las mejores criticas, y destacando sobre sus compañeros. Era una joven principiante, pero ya se la disputaban los mejores modistos, y su figura era un claro ejemplo de que EEUU estaba cambiando en la forma de vestir a sus mujeres. Era la época de Marilyn, de Elizabeth, de Ava, pero los ojos con que se la miraba a Audrey, no tenia nada que ver con las otras actrices. El diseñador francés Hubert de Givenchy se sintió tremendamente atraído y no salía de su asombro cuando la vió en el film VACACIONES EN ROMA, a partir de aquel momento, se comenta que Givenchy se basaba en Audrey para todos sus patrones, y la actriz llegó a tener una amistad profunda con el modisto que traspasaba la simple amistad. Eran dos figuras representativas de la moda de aquellos años, y la unión que mantuvieron durante muchas décadas, hicieron vestir el cielo de Europa, y a la vez en EEUU con un color y una clase que antes no existía. Givenchy fué su asesor, su amigo, su confidente, su mas fiel amigo y se llegó a decir que en todos los contratos que firmó Audrey Hepburn, exigió que los modelos que lucía fueran siempre de la firma Givenchy.
 

 

 

El diseñador francés Hubert de Givenchy se sintió tremendamente atraído y no salía de su asombro cuando la vió en el film VACACIONES EN ROMA, a partir de aquel momento,  Givenchy se basaba en Audrey para todos sus patrones.

 

 


Desde su infancia su amor al arte fue abriéndose paso en su frágil cuerpo haciendo pruebas, ensayos, clases de baile, etc. etc. y en unos papeles de figurante. En esa época apareció en la película "Oro en barras"., pero fué tan corta que es como si los Ángeles la hubieran extraído de la cinta, para salvarla de la mediocridad de la misma. Pero ella ya estaba decidida a hacerse un hueco en el mundo del cine y se marchó a Hollywood. Como emulando a la inolvidable protagonista de EL MAGO DE OZ, un camino de baldosas amarillas se abrió a su paso, solo su tenacidad, decisión y profesionalidad le impidió caer en la vorágine del mundo del cine. Sus pasos fueron lentos, pero con paciencia, traspasó la negra cortina y unido a su tersura de piel, su fotogenia, su candor y ángel, hicieron los demás. Ahí estaba, sola, perdida entre las luces de neón, recostada en los decorados de cartón piedra y soñando siempre, logró traspasar la batería y su decisión fué su eterno libro de consulta, cuyas hojas rayadas ya componían todo una abecedario de impulsos soñados....

 

 

Solo los ángeles tienen ese don especial.

 

 

Como dije anteriormente se presentó en Broadway para el papel principal de "GIGI" , la escritora y autora de la obra la vió por casualidad en Mónaco saliendo del Café de Paris y su cara nunca la olvidó:

"Era como la misma protagonista de mi obra, era idéntica, hasta sus andares, sus manos, su elegancia, la inocencia, no desprovista de sensualidad, la llamé, pero no me escuchó....y la perdí entre el bullicio. Nunca lo pasé tan mal en mi vida, ni cuando asisto a la presentación de una de mis obras, pero ya en Nueva York, y viendo las pruebas que se le hacían a cientos de jóvenes, la volví a ver. El mundo tenia otro color. Mi búsqueda  había concluido. Ya teníamos a nuestra GIGI."

(COLETTE).

Las opiniones que surgieron a raíz de algunos rodajes de sus películas, son una fuente clara para definir la vida y sobre todo la enorme personalidad de Audrey. Creo necesario relatar las mas interesantes:

"Gregory Peck siempre me tranquilizaba antes de rodar una escena. Reinaba en VACACIONES EN ROMA un ambiente de camaradería, nadie se enfadaba, ni había barreras emocionales. Enseguida aprendí a relajarme, a buscar consejo en Peck y en Wyler. Confiaba en ellos y nunca me defraudaron."

(AUDREY HEPBURN).

"Me tocó la desagradable tarea de informar a Audrey de que el estudio tal vez le pidiera que realzara sus senos, tanto en pantalla como fuera de ella. Sin embargo se negó en redondo a cambiar de aspecto. O era ella misma o no sería nadie. Por supuesto tenía razón, había iniciado un estilo completamente nuevo en EEUU y en 1953 era una maravillosa novedad. La prensa no había visto nunca a nadie como ella."

(WILLIAM WYLER).

"Estuve muy enamorado de Audrey Hepburn, pero ella no quiso casarse conmigo, solo accedía a vernos en secreto mientras rodábamos SABRINA, de manera que cuando acabé la película, me dediqué a viajar por el mundo, a beber y decidido a tirarme a todas las mujeres que se me pusieran por delante en los países que visitaba. Creo que hice mal en confesarle mi esterilidad cuando rodábamos las escenas finales, porque Audrey al escucharme decirle aquello, puso sin a la relación."

(WILLIAM HOLDEN).

"Para Audrey, su carrera significada un segundo lugar. Nunca sintió el vivo deseo de convertirse y seguir siendo una estrella de cine, como ocurre con la mayoría, sino que se preocupaba de su felicidad personal, la paz, el amor, los niños y un marido que la amara. Aunque le encantaba actuar, lo que quería era trabajar menos y pensar mas en su intimidad. Era una mujer llena de amor, pero su esposo Mel Ferrer estaba lleno de ambición, tanta para sí, como para su esposa."

(HENRY ROGERS-amigo de la actriz).

Una de las películas que mas ha influenciado en la vida personal de Audrey fué sin duda HISTORIA DE UNA MONJA, posee una sólida interpretación, una creíble historia y todo un regalo para el espectador mas exigente, consiguiendo completar ese cuarteto brillante de su filmografía con estas obras maestras:

DESAYUNO CON DIAMANTES

MY FAIR LADY

CHARADA

El film HISTORIA DE UNA MONJA es mucho mas que un guión basado en hechos reales, es un tranvía que Audrey cogió en marcha y que la llevó definitivamente a su consagración como actriz, ofreciéndonos una Audrey desconocida para el gran publico, y que se aleja mucho de ese canon de glamour, estética y elegancia que caracteriza la aureola por la que siempre será recordada. HISTORIA DE UNA MONJA, es un film sobre la vida de la Hermana Lucas, cuya importancia a nivel humano, bien podía haber sido comparada, salvando pequeñas distancias, a la Hermana Teresa de Calcuta, sino hubiese renunciado a sus votos y dedicarse toda su vida a la ayuda de los débiles. Cuando le preguntaban por su papel en el film, Audrey siempre se refería a él, como el mayor y mas preciado regalo a toda su carrera. En su persona, como en la de la Hermana Lucas, coinciden tantos puntos afines, que nunca y hasta el final de sus días, encontró un personaje tan rico en matices, tan humano y tan parecido a su propia vida.

 

 

HISTORIA DE UNA MONJA,

 con un guión serio, se la considera su obra mas importante

 

 

Robert Wolders, íntimo amigo de Audrey, le resultaba difícil ver nuevamente la película tras su muerte:

"Creo que HISTORIA DE UNA MONJA, es el film que mejor refleja la persona de Audrey, a pesar de su gran sentido del humor y alegría, era una mujer muy introspectiva, como la Hermana Lucas. Lo que veo en el film y en su personaje se aproxima mucho a ella, en sus momentos de tribulación, cuando había algo que era incapaz de resolver. Creo que estaba mas orgullosa de HISTORIA DE UNA MONJA, que de cualquier otra cinta. Era un guión serio y maravilloso, nada cursi y la consideró siempre su obra mas importante." 


Debo confesar que tengo debilidad especial por algunas figuras del cine, y que por muchos años que pasen, por muchos otros actores que surjan, soy incondicional a MIS ACTORES DE SIEMPRE. Los que me conocen íntimamente y a otros niveles, lo saben perfectamente y los que todavía me desconocen, o ignoran mis trabajos en mi website, con leer entre líneas mis artículos, lo verán mas fácilmente.

Audrey Hepburn lógicamente es uno de esos nombres y es difícil explicar el motivo concreto de mi admiración, porque sencillamente abarca miles de conductos, cientos de senderos y no todos conducen a MANDERLEY, pero existe y no puedo dejar de pensar en ella, dentro de esa obra descomunal que es DESAYUNO CON DIAMANTES, basada en la novela "Breakfast at Tiffany's" de Truman Capote. Su ternura en el film de Edwards es absoluta y tangible como el calor del sol, o el fino hilo que traspira en cada una de sus secuencias, o la humedad de sus ojos, la tersura de sus manos, sus labios, su forma de caminar o de lucir la mas simple de las prendas....Para muestra una canción, sentada en la ventana, jamás escuché una versión de MOON RIVER tan dulce, donde Audrey nos demuestra que está tejida con el material que se confeccionan los sueños, en ese instante, toda la secuencia es un sueño. Siempre estaremos en deuda con ella, porque hacer soñar en estos tiempos que corren y hacerlo bien, es uno de los mejores regalos que uno puede recibir.

 

 

Su ternura en el film de Edwards es absoluta y tangible como el calor del sol, o el fino hilo que traspira en cada una de sus secuencias

 

"Leí el libro y me gustó mucho, - comentó Audrey-, pero me preocupaba no ser la persona adecuada para el papel. Me parecía que carecía del talante necesario para la comedia. Aquel papel requería un carácter extrovertido y yo soy introvertida. Pienso que Marilyn era mas adecuada y así lo pensaba Capote. Sin embargo, todo el mundo insistía en que lo hiciera. Asi pues, lo hice y sufrí en todo momento. Incluso llegué a adelgazar, seguía pensando que Holly Golightly nada tenía que ver conmigo. A menudo, mientras interpretaba el papel, estaba convencida de que no estaba haciendo el mejor trabajo posible. Ahora, muchos años después y cuando la veo por televisión, no puedo dar crédito a que aquella dulce niña ejerciera el oficio mas viejo del mundo y al mismo tiempo pudiera trasmitir tanto, sentada en la ventana, cantando Moon River como si nada hubiera pasado. El cine es maravilloso, es un cuento de hadas."

Existe en su filmografía un film que lo reúne todo, es una autentica obra de culto, y uno de los musicales mas inspirados, completos e inolvidables de cuantos he visto, y puedo asegurar que mis ojos han presenciado casi todas las obras musicales salidas de Broadway al Cine. Hablo sin duda de MY FAIR LADY, y todo lo que desprende esta obra, que basada en PIGMALION y en LA CENICIENTA, reúne no solo una musicalidad sin precedentes, sino una puesta en escena sofisticada, creíble y clásica, sin posible comparación. La historia que envuelve este musical va en otro apartado de mi website, que aconsejo visitéis, por lo tanto voy a centrarme mas en lo que representó este hito cinematográfico en la carrera de Audrey.

 
 

Sus cualidades como actriz y su personalidad hacen que su Eliza sea una criatura totalmente distinta, aunque no menos cautivadora que la encarnada por la actriz Julie Andrews.

 

Audrey estaba atónita, no daba crédito de poder incorporar a su galería de personajes, el de Eliza. Desde que vió el musical en Broadway siempre deseó interpretar a aquella "pobre chica". Era un reto difícil, no exento de dificultades, pero el mundo brillaba, todo relucía a su alrededor, ante sus pies una larguísima alfombra roja la iba a llevar a lo que sin duda es el mejor musical de la Historia del Cine. Además contaba con George Cukor, Cecil Beaton y un presupuesto enorme. Es una de sus mas brillantes interpretaciones, pasando con letras de oro a completar ese cuarteto formado por: HISTORIA DE UNA MONJA, DESAYUNO CON DIAMANTES Y CHARADA. De todos modos tanto la productora, como parte de sus compañeros le ocultaron hasta el último momento que sería doblada en las canciones por Marni Nixon, extraordinaria cantante que ya había doblado a Natalie Wood en WEST SIDE STORY y a Deborah Kerr en EL REY Y YO. Bajo mi punto de vista, es el único error que veo en MY FAIR LADY, pues Audrey tenía una voz totalmente educada para asumir las canciones del film, de lo cual se preparó a conciencia. Al enterarse, la actriz recibió un brutal disgusto, pero como siempre, Audrey y su profesionalidad salieron a flote y siguió con su extraordinario trabajo, soportando el cambio de su voz natural y la distorsión que se experimentaba al escuchar a Marni Nixon cantando a continuación. De todas formas y para deleite de los cinéfilos, hay dos canciones en el film que el productor Jack L. Warner dejó con la autentica voz de Audrey. Estas fueron: "Wouldn´t it be loverly" y "Show me". Dice un viejo refrán que nunca los nublados son eternos y el sol siempre sale dos veces, de ahí que la película se la consideró una de las mejores aportaciones del paso del musical al cine, y los premios obtenidos a lo largo de la historia, hablan por si mismos. MY FAIR LADY es una pieza de culto con mayúsculas y un autentico espectáculo, donde el cine, da paso a la magia y ésta consigue hacernos grandes.

Las criticas recibidas son muestra de ello. Reproduzco la del NEW YORK TIMES:

"Audrey Hepburn interpreta el papel con una seguridad instintiva y su hilarante y volcánica furia, siempre resulta candente. La señorita Hepburn aporta una gran sensibilidad en los sentimientos y una fantástica capacidad histriónica a su papel.....Está deslumbrante; bella y cómica en la satírica escena de Ascot, aparece serena y distante en el baile de la Embajada y conmovedora en las escenas finales, cuando reclama amor. Sus cualidades como actriz y su personalidad hacen que su Eliza sea una criatura totalmente distinta, aunque no menos cautivadora que la encarnada por la actriz Julie Andrews".

Del famoso modisto Hubert de Givenchy dijo la actriz en una ocasión:


"Hubert es como un árbol alto, erguido, hermoso...Yo me aferro a él con un amor especial"


Tras sus divorcios con Mel Ferrer y con el médico Andrea Dotti, Audrey Hepburn se retiró del cine para ocuparse de sus dos hijos durante bastantes años, pero regresó en 1976 con una historia que estaba escrita para ella, en el film de Richard Lester, ROBIN Y MARIAN, al lado del siempre eficaz Sean Connery, dibujando un hermoso crepúsculo otoñal, al tiempo que retomaba la historia de una de las parejas mas famosas del cine de aventuras. ROBIN Y MARIAN, es un esplendido film, donde el amor, la ternura y el paso del tiempo tienen un lugar de privilegio, donde danzan las horas, el recuerdo y el amor en plenitud. Ambos actores hicieron una aportación tan extraordinaria e irrepetible, que pasó lo que siempre sucede con las películas que se mueven al ritmo de la mas suave de las melodías, que el viento se la llevó, pero no para siempre, porque dejó su brillante legado en las paginas del Séptimo Arte, a pesar de ser dirigida por el mediocre Richard lester.

Sean Connery dijo de ella:


"Era una mujer fuerte y vulnerable. Ya estaba muy enferma, pero nunca se quejaba, ni por el frío, ni por nada, siempre aquella sonrisa, una frase amable..!Nunca la olvidaré!..."

Cuando fué nombrada Embajadora de Unicef, dijo:

 
" Sé perfectamente lo que el UNICEF puede significar para los niños, porque yo estuve entre los que recibieron alimentos y ayuda médica de emergencia al final de la Segunda Guerra Mundial. Tengo una enorme gratitud hacia el UNICEF y una confianza sin límites en lo que realiza. Tras todos estos años de colaboración con ellos, la gratitud es mutua ".

 


No existe la posibilidad de volar al lado de los ángeles y es una lástima, pero Dios me ha dado la capacidad de imaginar, de soñar... de poder crear dentro en mi website y con este homenaje a AUDREY, me uno a los millones de seres que, junto con la imagen de Audrey entrando en la joyería mas famosa del mundo, o vendiendo violetas a la puerta de cualquier teatro del mundo, o tal vez dando la mano a un niño hambriento o bajando como solo ella podía hacer por las escaleras del Louvre de Paris, para sentir cerca mas cerca todavía como es el mágico vuelo de un ángel llamado AUDREY. 

"SI DE VERDAD EXISTEN LOS ÁNGELES, ESTOY CONVENCIDO DE QUE DEBEN TENER EL ROSTRO, LAS MANOS, LOS OJOS, LA VOZ Y LA FIGURA DE MI ADMIRADA E INOLVIDABLE AUDREY HEPBURN".

 

 

Murió de cáncer de colon en Suiza, el 20 de Enero de 1993....un día frío y gris.....
Tenía solamente 63 años

 

 

 
 

"SI DE VERDAD EXISTEN LOS ÁNGELES, ESTOY CONVENCIDO DE QUE DEBEN TENER EL ROSTRO, LAS MANOS, LOS OJOS, LA VOZ Y LA FIGURA DE MI ADMIRADA AUDREY HEPBURN".

 
 

 

El sol caía sobre Manhattan, era un 7 de Mayo de 2002....... 


Una escultura de más de dos metros de alto llamada " El espíritu de Audrey," trata de transmitir ese vínculo especial que hay entre los adultos y los niños Es una creación del escultor John Kennedy y el último compañero de Audrey, Robert Wolders.


En la ceremonia participan muchas personalidades que han continuado la labor de Audrey Hepburn como representantes especiales del UNICEF en todo el mundo. El actor Roger Moore actuó como maestro de ceremonias; el cantante Harry Belafonte descubrió la estatua y las actrices Mia Farrow e Isabella Rossellini participan en el acto, siendo Nane Annan, esposa del Secretario General de las Naciones Unidas Kofi Annan, una de las oradoras.
Sus palabras sonaban como un himno en aquella hermosa manzana de Nueva York y también en el corazón de todos los que la admiraron y los seres que compartieron sus años con Audrey.:


“Todos los que amábamos a Audrey estamos encantados de que esta hermosa obra de arte se encuentre permanentemente en Nueva York, un lugar que ella amaba, y especialmente en las puertas de UNICEF, la organización a la que dedicó tanta energía y compasión. Audrey personificó el espíritu de UNICEF, y esperamos que quienes contemplen la estatua sigan el ejemplo de sus actividades en favor de la infancia. Esta ceremonia y este hermoso regalo nos ofrece la oportunidad de recordar la importancia que tenían los niños para Audrey Hepburn, y su compromiso con la causa de la infancia. Fue una enorme actriz, pero creo que será recordada por su labor humanitaria, y eso es lo más maravilloso de la época en que colaboró con nosotros. Fué un ejemplo para todos, y consiguió que el mundo prestara una mayor atención a la niñez y sus problemas. El retrato interpretativo que ha hecho el Sr. Kennedy de Audrey refleja el estilo lírico del escultor, y es especialmente adecuado para expresar la naturaleza amable que poseía la Sra. Hepburn ".
 

 

 
 

CARTA DIRIGIDA POR SU HIJO SEAN A MI AMIGA LIZA RUOCCO, ADMIRADORA FERVIENTE DE AUDREY, EN CONTESTACIÓN A LA QUE ELLA LE ENVIÓ CON MOTIVO DE SU MUERTE.